RGB o CMYK? Cuándo usar uno u otro?

RGB (sigla en inglés de red, green, blue, en español «rojo, verde y azul») es la composición del color en términos de la intensidad de los colores primarios de la luz.
El modelo de color RGB no define por sí mismo lo que significa exactamente rojo, verde o azul, por lo que los mismos valores RGB pueden mostrar colores notablemente diferentes en distintos dispositivos que usen este modelo de color. Aunque utilicen un mismo modelo de color, sus espacios de color pueden variar considerablemente.

CMYK (siglas de Cyan, Magenta, Yellow y Key) es un modelo de color sustractivo que se utiliza en la impresión en colores.

La mezcla de colores CMYK ideales es sustractiva (puesto que la mezcla de cian, magenta y amarillo en fondo blanco resulta en el color negro). El modelo CMYK se basa en la absorción de la luz. El color que presenta un objeto corresponde a la parte de la luz que incide sobre éste y que no es absorbida por el objeto.

Es vital entender que los colores que vemos en la pantalla son RGB mientras los colores a la hora de imprimir, son CMYK. Esto sucede porque la pantalla permite la visualización de millones de colores mientras la impresión es mucho más estricta, por eso en muchas ocasiones no coincide lo que vemos en pantalla con lo que tenemos impreso.

Por ello, para cada trabajo deberemos usar el modelo de color adecuado para no llevarnos sorpresas. Es muy habitual hacer trabajos en el ordenador y llevarnos un chasco al ver que cuando llevamos el trabajo a imprimir, los colores no se parecen en nada.

Como sabeis, soy una enamorada de Inkscape y en próximos días veremos en este blog, cómo trabajar los modelos de color RGB y CMYK en esta herramienta vectorial libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.